Dentifrico hecho en casa y opciones alternativas

BARATO, ECOLÓGICO Y MÁS SALUDABLE…
En medio del bombardeo diario de sustancias tóxicas que sufrimos desde todos los ámbitos, resulta complicado encontrar una pasta de dientes que no contenga productos químicos nocivos como laurilsulfato sódico (SLS), que entran directamente en nuestro organismo; el triclosán, cloruro de belzalconio y clorohexidina son solo algunos de los químicos que suelen estar presentes en jabones antibacterianos, dentífricos, enjuagues bucales, etc. También pueden dar irritación de la piel y favorecer la resistencia de las bacterias. Si no podemos encontrar un dentífrico orgánico, al menos podemos seguir ciertas directrices a la hora de comprarlo. También podemos hacerlo nosotros mismos en casa.

Si tus dientes son sensibles: Busca los agentes alcalinizantes como el bicarbonato de sodio, la coenzima Q10 y el áloe vera, que reducen la inflamación en la boca y la irritación en las encías. Evita el SLS(antes mencionado), que puede secar la boca y causar ulceras bucales, también conviene alejarse del azúcar (en forma de sacarosa o glucosa) y del alcohol.

Para una sonrisa mas resplandeciente: Busca abrasivos naturales como el árbol “cepillo de dientes” (salvadora persica: Salvadoraceae) o tierra de diatomeas( roca sedimentaria silícea), este sedimento blando quita las manchas de los dientes sin dañar su esmalte. Evita el peróxido de hidrógeno y la glicerina, que secan y pueden conducir a la sensibilidad dental. También mantente alejado de abrasivos fuertes, tales como la arena, la tiza, o la alúmina.

Para el control del sarro: Busca pastas que contengan xilitol,  Este azúcar natural lucha y hasta sana las caries en desarrollo al detener el crecimiento de las bacterias que causan caries. También busca el Co-Q10, que se ha demostrado ser bueno en contra de la gingivitis. Evita el fluoruro o flúor, un ingrediente común en dentífricos para el control del sarro y la caries. Lo cierto es que llegados a los 25 años, el flúor no fortalece el esmalte, dicen los expertos. La combinación de xilitol, Co-Q10, aloe y extracto de hoja de olivo ayuda a prevenir las caries a la vez que impulsa la salud de toda tu boca.

NOTA: Trate de hacerlo lo mas claro posible, avisenme si los URL estan dañados y revisare de nuevo. A continuacion dejare las recetas de como hacer tu dentífrico 🙂

Si esta búsqueda te resulta demasiado ardua pero te preocupa la presencia de sustancias químicas dañinas en muchos dentífricos comerciales, siempre puedes elaborar tu propia pasta de dientes. Es fácil y barato, refresca el aliento y ayuda a blanquear los dientes.

Ingredientes: 

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 2 cucharaditas de sal marina molida muy fina
  • 1 gota de aceite esencial de menta o hierbabuena
  • Unas gotas de agua

(las cantidades de ingredientes varían según cuanto quieres hacer de pasta dental)

Preparación: 

  1. Combina todos los ingredientes en un bol y mezclalos con tu dedo o una cucharilla hasta lograr una textura suave y espesa
  2. Asegúrate que no esta lo suficientemente liquida como para que no se quede en el cepillo de dientes.
  3. Coloca en un envase que quieras destinar para tu dentífrico casero y ¡A sonreír! 😀

Pasta alternativa

Ingredientes: 

  • Salvia o tomillo
  • Aceite esencial de menta o de hierbabuena
  • Sal marina
  • Arcilla blanca(caolín) o verde(bentonita) en polvo

Preparación:

  1. Haces una infusión bien cargada de la salvia o el tomillo (1 vaso de agua hirviendo con 4 cucharadas de la planta escogida)
  2. Filtras la infusión con una gasa
  3. En un vaso limpio agregas 2 cucharadas de la infusión con 2 gotas de aceite esencial que escojas y añades 3 cucharadas de arcilla.
  4. Se remueve todo hasta que quede uniforme
  5. Se introduce en el envase destinado a este( mejor si es pequeñito) y se mete el frigorífico para conservarlo!

Consideraciones a tener en cuenta:
– Dura un buen tiempo siempre que lo guardemos en la nevera.
– El recipiente siempre debe ser de vidrio.
– No hay problema por el esmalte, no ocasiona ni manchas ni es más abrasivo que cualquier dentífrico normal.
-Tenemos una pasta completa con protección bacteriana, antiséptica, antiinflamatoria y astringente, gracias al poder de las plantas.

Otra buena idea sería cambiar nuestro cepillo de dientes, cuando ya no de más de si por supuesto, por uno de bambú y cerdas de polímeros biodegradables, que hoy se encuentran fácilmente en tiendas ecológicas y no salen más que los normales.

Aquí va una receta mas que sencilla para modificar nuestros hábitos higiénicos en casa! y muy lejos de ser hippies locos y sucios, como a veces se les suele llamar a las personas que escogemos este tipo de cosas, es una opcion super saludable para toda la familia, un saludo a todos! :*

Imagen

Anuncios